10 lecturas que te ayudarán a mejorar tu nivel de español

Disfrutar leyendo en otoño
 “Uno no es lo que es por lo que escribe, sino por lo que ha leído”. 
J.L. Borges

Selección de las mejores lecturas para practicar el idiomaCasi sin darnos cuenta ha llegado el otoño al calendario, y qué mejor momento para dedicar un ratito cada día a la lectura en español. Leer es una de las actividades más beneficiosas que podemos introducir en nuestra rutina cotidiana si queremos progresar en el aprendizaje de un idioma, pues nos permite una inmersión total en la lengua y la cultura.

Muchos estudiantes de español nos han comentado que su experiencia a la hora de leer un libro no ha sido todo lo agradable que hubieran deseado y que han desistido a las pocas páginas. Si este ha sido tu caso, no debes sentirte culpable, ni mucho menos frustrado, ya que la explicación es bastante sencilla: simplemente no había caído en tus manos el libro adecuado.

Si la lectura que has empezado no gusta, te resulta complicada, tienes que estar buscando constantemente palabras en el diccionario…, déjala sin ningún remordimiento y empieza otra, porque sin duda no has elegido el texto más apropiado. ¡Tú eres tu mejor consejero!

Recomendar un libro no es fácil (no todos tenemos los mismos gustos) y mucho menos a personas que además de disfrutar de la lectura, buscan progresar en el aprendizaje de un idioma. Pero lo que no conviene olvidar nunca es que leer es ante todo un placer y nada justifica que se convierta en una pesadilla.

¿Qué lecturas son las mejores?Una buena idea a la hora de decidirnos por un libro es leer antes la sinopsis, ya que además de ayudarnos a tomar la decisión de empezarlo o no, en función de nuestros gustos e intereses, ese primer acercamiento nos facilitará bastante la comprensión.

Libros recomendados para practicar el español

Os dejamos una selección de novelas de diferentes épocas y de temática muy variada, con el fin de abarcar distintos gustos y preferencias.

 

El árbol de la ciencia (Pío Baroja, 1911)

El árbol de la ciencia narra la vida del joven Andrés Hurtado: sus estudios de medicina, su primer trabajo como médico rural en un pueblo de la Mancha, su regreso a Madrid y el desempeño de su oficio como médico de un seguro para gente humilde y como médico de higiene. El árbol de la ciencia una novela desesperanzada, protagonizada por un héroe inseguro e inadaptado, que, sin embargo, está llena de vida y de verdad, en la que el pesimismo está compensado por las ganas de vivir que tiene el protagonista, a pesar de todas las experiencias negativas.

Entre visillos (Carmen Martín Gaite, 1957)

Entre visillos transcurre en la Salamanca de mediados del siglo XX y retrata el ambiente, el conservadurismo y la hipocresía de la ciudad en aquella época. Las conversaciones aparentemente intrascendentes entre las jóvenes protagonistas de esta novela nos van mostrando sus angustias, sus miedos, por ejemplo, a quedarse solteras, la monotonía de sus vidas, sus paseos y primeros novios, los bailes en el casino y esa tristeza que se oculta tras el aburrimiento y la falta de imaginación. La llegada de un nuevo y atractivo profesor de alemán provocará en las protagonistas el deseo de liberarse del conformismo y de esa atmósfera opresiva que les rodea.

Relato de un náufrago (Gabriel García Márquez, 1970)

Antes de lanzarse a leer Cien años de soledad (una de las grandes novelas en español del siglo XX, aunque un tanto complicada si no se tiene un buen dominio del idioma) de Gabriel García Márquez, podemos empezar por Relato de un náufrago. Publicada por entregas en El Espectador de Bogotá en 1955 y posteriormente como libro en 1970, la obra tiene toda la apariencia de una novela corta, pero en realidad se trata de un reportaje periodístico que cuenta un suceso real: el 28 de febrero de 1955, se conoció la noticia de que ocho miembros de la tripulación de un destructor de la Marina de Guerra de Colombia habían caído al agua y desaparecido a causa de una tormenta en el mar Caribe. De los ocho, sólo sobrevivió Luis Alejandro Velasco, que estuvo diez días a la deriva en una balsa sin comer ni beber.

El viejo que leía historias de amor (Luis Sepúlveda, 1988)

Antonio José Bolívar Proaño vive en un pueblo remoto en la región amazónica de los indios shuar, de los que ha aprendido a conocer la Selva y sus leyes, a respetar a los indígenas y a los animales, pero también a cazar el temible tigrillo como ningún blanco jamás lo había hecho. Un buen día decide leer las novelas de amor «del verdadero, del que hace sufrir», que dos veces al año le lleva el dentista Rubicundo Loachamín para distraerse en las solitarias noches ecuatoriales de su incipiente vejez. Con ellas intenta evadirse de la estupidez de los codiciosos forasteros que creen dominar la Selva solo porque van armados hasta los dientes.

Libros de otoño

Como agua para chocolate (Laura Esquivel, 1989)

Tita vive en un rancho con su madre, sus hermanas y sus sirvientas, y, aunque sabe que nunca podrá entregarse al amor porque tiene que hacerse cargo de su madre, no renuncia a Pedro, quien decide casarse con Rosaura, hermana de Tita para poder seguir cerca de ella. Tita se refugia en la cocina y se entrega a la elaboración de platos mágicos capaces de transformar las emociones y el comportamiento de quienes los prueban mientras espera que su trágico destino se cumpla. Como agua para chocolate es una agridulce comedia de amores y desencuentros, una obra chispeante, tierna y llena de talento.

La voz dormida (Dulce Chacón, 2002)

La voz dormida cuenta la historia de Elvira, Reme, Hortensia…, un grupo de mujeres presas en la madrileña cárcel de Las Ventas por haber elegido durante la Guerra Civil el bando de los perdedores. La novela relata como matan las horas, mientras esperan recibir la visita de algún familiar para romper la terrible rutina de la cárcel, sin saber nunca si el día que viven será el último, si les conmutarán sus penas de muerte por cadena perpetua o si se reducirán los años de su condena. Mientras tanto, fuera de la cárcel transcurre la vida de otros personajes: la de los familiares, que viven la tragedia de tener a un ser querido en prisión.

El tiempo entre costuras (María Dueñas, 2009)

La joven modista Sira Quiroga abandona Madrid meses antes del comienzo de la Guerra Civil, siguiendo a un hombre a quien apenas conoce y del que se ha enamorado locamente. Juntos se van a Tánger, una ciudad exótica y vibrante donde todo puede hacerse realidad. Tras ser traicionada y abandonada, llena de deudas, Sira se traslada a Tetuán donde con artimañas inconfesables y ayudada por amistades de reputación dudosa, adopta una nueva identidad y logra poner en marcha un selecto taller de costura. A partir de entonces, cola guerra española recién terminada y la europea a punto de comenzar, su destino queda ligado a distintos personajes históricos que la dirigen hacia un peligroso compromiso.

Habitaciones cerradas (Care Santos, 2011)

Violeta Lax, que ha dedicado su vida al estudio y promoción de la obra de su abuelo, el pintor Amadeo Lax, vuelve a España para supervisar las obras encaminadas a convertir la antigua mansión de la familia, un palacete modernista, en un museo dedicado a la obra de su abuelo. La inesperada aparición del cadáver de una mujer en una habitación oculta de la mansión lleva a Violeta a enfrentarse al oscuro pasado de su familia. La investigación para aclarar la identidad y las circunstancias de la muerte de la misteriosa mujer permite poner al descubierto los secretos de la historia los Lax, una poderosa familia burguesa, desde finales del siglo XIX hasta la actualidad.

El asesino hipocondríaco (Juan Jacinto Muñoz Rengel, 2012)

El señor Y debe cumplir su último encargo como asesino profesional, pero para conseguirlo tendrá que resolver un grave problema: solo le queda un día de vida. En realidad, este curioso asesino a sueldo lleva años muriéndose, desde el mismo momento en que vino a este mundo. Le persiguen tantas enfermedades que cualquiera podría considerarlo un milagro médico. Ahora, por encargo de un cliente misterioso que se mantiene en la sombra, debe matar al escurridizo Eduardo Blaisten antes de que le asalte una apoplejía terminal o una úlcera gangrenosa o un empeoramiento de su Síndrome de Espasmo Profesional.

Patria, el libro que no te puedes perder

Patria (Fernando Aramburu, 2016)

Patria retrata a través del progresivo deterioro de la relación entre dos familias (desde una estrecha amistad hasta la más profunda enemistad, e incluso el odio por razones políticas) el dolor, el enfrentamiento y la fractura a la que fue sometida la sociedad vasca  desde mediados de los años ochenta hasta varios meses después de la declaración del cese definitivo de la violencia por parte de ETA en octubre de 2011. El día en que ETA anuncia el abandono de las armas, Bittori se dirige al cementerio para contarle de su marido el Txato, asesinado por los terroristas, que ha decidido volver a la casa donde vivieron. ¿Podrá convivir con quienes la acosaron antes y después del atentado que destrozó su vida y la de su familia? ¿Podrá averiguar quién era el encapuchado que mató a su marido?

Y tú, ¿ya has leído alguna novela española o hispanoamericana? ¿Cuál es la que más te ha gustado? Esperamos vuestras recomendaciones.

Únete a la conversación

Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *